Presentado el pasado verano, el Volkswagen T-Roc Cabrio es una especie de sucesor para el Golf descapotable, que también contaba con una capota de lona de accionamiento eléctrico. Lógicamente, está basado en la plataforma modular MQB y mide 4,27 metros de largo... más o menos lo que el Golf 8.

Hay disponibles dos motores de gasolina, turboalimentados, de tres y cuatro cilindros. El primero es un 1.0 TSI de 115 CV, asociado a una caja de cambios manual de seis marchas, mientras que el segundo es un 1.5 TSI, de 150 CV. La gama arranca en 30.955 euros.