Mercedes-Benz tampoco es precisamente sinónimo de coches baratos, pero el SLC también se ha colado en nuestra lista de coches descapotables de precio razonable. Este biplaza no es un ligero deportivo roadster, sino más bien un modelo lujoso y cómodo, con techo rígido eléctrico. 

Su precio arranca en 50.398 euros, en versión SLC 200 con motor turboalimentado de 2,0 litros y 184 CV, aunque actualmente no está disponible en el configurador de la marca en España. De hecho, el año pasado se lanzó la versión 'Final Edition', así que pronto habrá que despedirse del modelo.