Para finales de este mismo año, Subaru debería tener lista una nueva plataforma para su WRX. Esta recreación, que toma rasgos del Viziv Performance STi concept, tiene un gran aspecto. Los rumores apuntan a que el futuro STi contará con un motor tetracilíndrico de 2,4 litros, con arquitectura bóxer, turboalimentado y con más de 400 CV de potencia.