El brutal Aston Martin Valkyrie, desarrollado junto al equipo Red Bull Racing de Fórmula 1, tendrá un hermano pequeño de motor central, que podría llamarse Vanquish. El fabricante inglés está planeando este deportivo con un V8 híbrido, apoyado por uno o varios motores eléctricos, y con una caja de cambios manual. En principio, el futuro Aston Martin Vanquish de motor central llegará en 2022.