Dodge es otra marca que llegó a ofrecer un Ute en Estados Unidos, en los años 80, con el llamado Rampage, que compartía componentes con el Dodge Charger de la época. De hecho, la marca retomó incluso la idea, con el boceto de un prototipo del Rampage, basado en el Challenger actual.

En este caso, el render toma la misma idea, pero con el frontal de un Charger y solo con dos puertas. Desde luego, un modelo agresivo y muy interesante, si se hiciera realidad...