El encargado de estrenar el palmarés del premio fue la segunda generación del Audi A6, que estuvo en liza entre los años 2005 y 2011.

En esta edición, solo existía una categoría, la de Mejor Coche, por lo que citaremos a los finalistas de aquel año, que fueron los Volvo S40 y Porsche 911.