En Rusia, bajo esa mítica denominación, se comercializa un Dacia Duster reconvertido para la marca japonesa. Vale, no es un todoterreno de verdad, pero dispone de tracción 4x4 y un modo Lock que permite un bloqueo del reparto de par entre ambos ejes, en proporción 50:50, por lo que, si montamos unos neumáticos camperos, obtendremos un coche asequible para realizar divertidas escapadas 'off road'.