Comenzamos por una rivalidad de dos superdeportivos referencia. El F40 se fabricó por el 40 aniversario de Ferrari y disfrutaba de un motor 2.9 V8, biturbo, con 478 CV y 575 Nm. Gracias a esta impresionante mecánica y a un peso en vacío de apenas 1.100 kilos, el coche declaraba una velocidad máxima de 326 km/h y una aceleración de 0 a 100 en apenas 4,1 segundos.