Dentro de las berlinas Premium, nos encontramos con otro duelo histórico. En el caso del M3 E30, apostaba por un propulsor atmosférico de gasolina, con 2,3 litros y culata de 16 válvulas, que desarrollaba 195 CV (con catalizador). En materia de prestaciones, firmaba una velocidad punta de 235 km/h y una aceleración de 0 a 100 en 7,4 segundos. El coche experimentó diversas evoluciones, hasta alcanzar 238 CV.