Siguiendo con la línea eléctrica que marcó la pauta en esta edición, el KIA Soul EV, un modelo 100% libre de emisiones, consiguió colocarse como el mejor coche urbano del año. Doblete para KIA.