El enorme alerón trasero del Aston Martin Vulcan es toda una declaración de intenciones. El superdeportivo de pista británico equipa un monstruoso motor 7.0 V12, que desarrolla 820 CV de potencia para un peso de 1.350 kilos.

Solo se fabricaron 24 unidades, entre 2015 y 2016, aunque a diferencia del FXX, los propietarios sí que pueden aparcarlos en sus garajes personales. Recordemos que los modelos italianos permanecen guardados por la propia marca y sus dueños solo pueden disfrutarlos en los circuitos habilitados por el propio fabricante, en sus jornadas de pruebas.