Brabham, una de las escuderías con más solera de la Fórmula 1, también decidió fabricar superdeportivos. Su modelo estrella es el BT62, con un motor 5.4 V8, que desarrolla 700 CV, sin ningún tipo de sobrealimentación.

Con un peso por debajo de los 1.000 kilos, Brahbam tiene previsto fabricar 70 unidades del BT62, para celebrar el 70 aniversario de la marca.