La división de vehículos comerciales de Toyota fue artífice del pick-up de la casa, el Toyota Hilux, que nació allá por los años 60. Su nombre proviene del inglés y es bastante sencillo, ya que se obtuvo al combinar los términos 'Hi-Luxury', es decir, algo así como gran lujo.