En este anuncio del pequeño Fiat 500, el fabricante italiano muestra la silueta de su famoso urbano, pero representado por besos, o más bien, marcas de pintalabios. El mensaje también es bastante claro: "El Fiat 500 es amado desde 1957". Corto y conciso.