La tercera generación del exitoso SUV de KIA, el Sportage, se lanzó en 2010 y atrajo la atención de los compradores coreanos con anuncios de este tipo, que hacían referencia a lo aventurero del modelo y a su capacidad para afrontar desafíos día tras día.