Los publicistas que trabajan con el gigante alemán de Wolfsburgo también crean de vez en cuando algunas campañas muy creativas y divertidas, como es el caso de este anuncio del Volkswagen Polo de cuarta generación.

El mensaje es también bastante evidente. Un modelo pequeño, pero duro y resistente y, por esta misma razón, todos los policías de la imagen lo utilizan como cobertura, a pesar de que hay otros coches aparcados a su alrededor.