La compañía británica Land Rover destacó las capacidades off road de la cuarta generación de su Discovery de una manera clara y sencilla, invitando a sus potenciales compradores a salirse de los convencionalismos y aventurarse en lugares muy fríos y con mucha nieve.