Para promocionar el lanzamiento al mercado en 2014 del restyling de la cuarta generación del Grand Cherokee (cuya nueva entrega llegará este año), Jeep eligió para una serie de vallas publicitarias una imagen corporativa bien reconocible: la parrilla de siete ranuras verticales del legendario Willis, con un par de faros redondos a los lados.

La imagen del radiador representa la calefacción de los asientos de cuero, la caja fuerte es un guiño a la seguridad del propio modelo y el ecualizador hace referencia al genial sistema de sonido Harman Kardon que podía montar el 4x4, de 19 altavoces.