A la venta entre 2010 y 2012, el Renault Wind nació como un descapotable razonablemente barato, con techo duro, que se movía en el entorno de los 17.000 euros.

Era un coche con una estética atrevida, incluso para los tiempos actuales, que no acumuló demasiadas ventas, por lo que es raro verlo rodando hoy en día (mucho más, si es un Wind versión Gordini).

Con motores de 100 y 130 CV, en el mercado de segunda mano, hay unidades que se mueven en una horquilla entre 6.500 y 7.000 euros.