En el escalón más bajo del podio encontramos un Ford muy importante, desde el punto de vista histórico y competitivo. Es el Ford GT40 Roadster Concept de 1965, que en 2019 se subastó por nada menos que 7,0 millones de euros.

Se trata del primero de los cinco Roadsters construidos como coche de pruebas, que permaneció en las condiciones originales en las que fue conducido por conductores del calibre de Ken Miles, Carroll Shelby y Jim Clark. El motor es el '289' V8, con 4,7 litros y 396 CV.