Subimos un escalón y nos encontramos con el superdeportivo más reciente de la firma americana, el Ford GT de 2017, con un motor 3.5 V6, biturbo, de 656 CV de potencia.

En 2019, el único ejemplar pintado en el color 'Naranja Berilio' se vendió en Estados Unidos por 1,1 millones de euros, prácticamente nuevo y con las excelsas llantas de fibra de carbono, que solo equiparon 500 unidades.