Si no es suficiente tener un flamante DB11 con motores V8 o V12, de hasta 608 CV de potencia, se puede engalanar con una pintura Q Exclusive, cuyo coste asciende a 11.483 euros. ¿Te imaginas que un desaprensivo rayase el coche?