A la venta entre 1982 y 1993, el primer Opel Corsa era un coche pequeño, de dimensiones compactas, con solo 3,62 metros de longitud. A la carrocería de tres puertas se sumó la de cinco, ya en 1985, y a lo largo de algo más de una década, este Corsa A logró vender 3,1 millones de unidades.

Sin duda una de las versiones más interesantes de esta generación del coche fue el Corsa GSi, de corte deportivo, que fue lanzado en 1988 y que, por entonces, ofrecía un motor atmosférico de gasolina, con 1,6 litros de cilindrada y 100 CV de potencia a 5.600 rpm. Podía alcanzar una velocidad de 188 km/h.