El Creta fue el líder absoluto del mercado ruso, por delante del Renault Duster y del Volkswagen Tiguan, con 71.487 unidades. Y no nos extrañan sus buenos datos, ya que su tarifa inicial es de 972.000 rublos, unos 11.370 euros, al cambio actual.

En España no se vende, aunque seguramente tendría muy buena aceptación.