Como no podía ser de otro modo, el modelo favorito de los franceses es el Peugeot 3008, un SUV del que se matricularon 73.532 unidades. En Francia, está disponible desde 27.650 euros, que son 25.550 en España.