El líder en el mercado turco es el Peugeot 3008, un dato sorprendente, ya que hay opciones bastante menos caras para los conductores del país. A fin de cuentas, el precio mínimo es de 247.300 liras turcas, ¡que equivalen a más de 35.000 euros!