En el caso de la compañía norteamericana, también ha optado por asociarse con la Cruz Roja, en colaboración con la fundación SERES. El objetivo es que los coches sirvan de apoyo en los desplazamiento de personal sanitario, traslado de pacientes leves, reparto de alimentos a mayores y transporte de personas sin recursos.

Los elegidos han sido los 10 primeros ejemplares del Ford Kuga 2020, con motorizaciones electrificadas: EcoBlue Hybrid (microhíbrida) y Plug-in Hybrid (híbrida enchufable). Pero también, Ford aporta cuatro unidades del Puma Ecoboost Hybrid y un Tourneo Custom Plug-in Hybrid, de ocho plazas.

Del mismo modo, la Red de Concesionarios de Ford ha anunciado que, próximamente, pondrá a disposición de la Cruz Roja algunas unidades que, originalmente, estaban destinadas a pruebas de clientes.