Esta versión GT Line incluye de serie desde arranque por botón o faros Full LED, hasta iluminación ambiente en ocho colores a elegir, cámara de visión trasera, sensores de aparcamiento delanteros, retrovisores eléctricos, regulador y limitador de velocidad, climatizador monozona o kit antipinchazos (no lleva rueda de repuesto), entre otras cosas.

La pantalla multimedia de 10,0 pulgadas, con navegador 3D, es una opción que cuesta 750 euros, y entre el equipamiento adicional que está disponible en esta versión, lo más interesante es el techo panorámico de cristal (1.000 euros), el cargador inalámbrico para smartphones (100 euros), el sistema Grip Control (400 euros), las llantas de aleación de 18 pulgadas (320 euros) o la opción de, sin sobrecoste, pintar el techo en el mismo tono de la carrocería, en lugar de en color negro.