La firma sueca se sobrepuso a su difícil situación financiera con este modelo, que se convirtió en una alternativa perfecta frente a los SUV alemanes. No era precisamente barato, pero se vendió fantásticamente bien en nuestro país durante muchos años.