El prototipo del año 2015, presentado en Wörthersee, se desarrolló sobre la base de la tercera generación del Skoda Fabia y, en esencia, se trataba de un Fabia convertido en pick-up, inspirado precisamente en el Skoda Felicia Fun 'camioneta', que la marca comercializó en 1997.