La firma francesa, con una importante presencia de fábricas en nuestro país, tampoco ha tardado mucho en dar un paso al frente. En este caso, un grupo de cincuenta trabajadores de la empresa está haciendo máscaras para el personal sanitario y los empleados que asisten a las residencias de ancianos, con impresoras 3D, desde sus propios domicilios.

Asimismo, están colaborando con un grupo nacional en el diseño de respiradores para las UCIs, mediante impresión 3D. Renault colaborará con la iniciativa, poniendo a disposición de los empleados una veintena de impresoras 3D, más el material necesario. 

Por otra parte, la firma francesa ya ha donado 30.000 mascarillas, 1.000 pares de guantes, 500 buzos traje y 100 pares de gafas al sistema sanitario de salud.