Para su lanzamiento en el mercado americano, el BMW i8 hizo su debut en Pebble Beach, en agosto del año 2014, con una serie especial subastada para la ocasión. Hablamos del BMW i8 Concours d'Elegance Edition, que costó 764.000 euros, es decir, seis veces más que el precio de venta del modelo. El dinero iba a ser donado a asociaciones juveniles de Monterey.

Pero ¿qué tenía de especial este híbrido enchufable de 362 CV y 250 km/h de velocidad máxima? Para empezar, era un coupé único en su especie, y además estaba fabricado de una manera especial, con la pintura mate exclusiva 'Frozen Grey Metallic', una tapicería de cuero marrón Dalbergia, placas conmemorativas y otros detalles únicos, por dentro y por fuera.