Con este BMW 320i Turbo IMSA, repasamos directamente la historia del automovilismo, con un coche que corrió y ganó en América. Protagonista de la serie IMSA GT, la primera generación del Serie 3 tenía un motor turbo y una carrocería especial, y un ejemplar del equipo McLaren Engines se vendió en 2019 por 677.000 euros.

Con los colores de guerra de BMW Motorsport, es uno de los 3 IMSA Turbo fabricados; en concreto, el chasis número 03, que también estaba aligerado en 136 kilos. El motor es un 2.0 M12 de cuatro cilindros, con 650 CV y que, además, sirvió como laboratorio para el futuro 1.5 Turbo M12/13, que se utilizó en el Brabham BT52 de Nelson Piquet, con el que el piloto se convirtió en Campeón del Mundo de Fórmula 1 en 1983.