El BMW M1 sigue siendo uno de los proyectos más interesantes y 'fugaces' de la compañía de Baviera. Para su primer superdeportivo de motor central, BMW confió el diseño a Giugiaro y el chasis tubular a Giampaolo Dallara, y el motor era un seis cilindros en línea de 3,5 litros y 277 CV.

De este rival para los automóviles deportivos italianos de finales de los años 70 se produjeron únicamente 453 unidades, 54 de ellas de competición. Hasta ahora, el precio más alto lo consiguió un ejemplar de 1981 con apenas 11.000 kilómetros, que se vendió en el año 2015 por 550.901 euros. Cabe recordar que el modelo acelera de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos y anuncia una velocidad punta de 262 km/h.