Resulta algo sorprendente que en este octavo puesto del ranking haya un BMW Z8 de 2003, un superdeportivo relativamente moderno que, sin embargo, fue subastado en el año 2017 por el equivalente a unos 407.000 euros. El precio lo determinó en parte el buen estado de este coche residente en América, que apenas tenía unas decenas de kilómetros en el marcador.

El genial descapotable alemán, del que se fabricaron 5.703 unidades (incluidos 555 Alpina Roadster), equipa un enorme motor 4,9 litros V8 atmosférico de alrededor de 400 CV, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos y alcanzar una velocidad punta de 250 km/h.