Seguro que todos recordáis la película Taxi, estrenada en 1998 y escrita por el francés Luc Besson. Una comedia algo alocada que tiene como protagonista a un taxista y, sobre todo, a un taxi muy especial, en forma de un Peugeot 406 de lo más salvaje. Si no la has visto o no te acuerdas demasiado, ahora que hay tiempo, deberías echarle un vistazo.