Este Twingo, que parece haber recibido una buena dosis de anabolizantes, es obra del taller Ludovic Lazareth, donde fue preparado para el Trofeo Twingo V8, en el año 2013.

El señor Lazareth ensanchó tremendamente el Twingo para poder equipar el motor V8 de un Range Rover en la parte trasera. Probablemente, el Renault Clio V6 sirvió de inspiración para esta creación. La apariencia de la zaga de este 'Monster Twingo' es muy salvaje, con un gigantesco difusor y unos anchísimos neumáticos de sección 325.