El Volkswagen Passat, que fue candidato al Coche del Año precisamente con motivo del lanzamiento de la octava generación, se convirtió en el primer perdedor del WCOTY del año 2015.

El Passat B8, que es el primer vehículo que utilizó la versión extendida de la plataforma MQB del Grupo Volkswagen, recibió una ligera actualización el año pasado.