Presentado oficialmente en el salón del automóvil de París de 2016, la segunda generación del Audi Q5 fue el otro perjudicado del año 2017, junto a su primo, el Tiguan, y ambos perdieron el título frente a otro modelo SUV.

Este todocamino de Audi, de 4,66 metros de largo, está basado en la plataforma MLB Evo del grupo alemán, como el Audi A4 que quedó en tercer lugar el año anterior (2016).