Para aquellos que necesitaban más espacio que el ofrecido por el mítico Volkswagen California, la firma de Wolfsburgo lanzó el año pasado el Grand California, basado en el Crafter, que es la furgoneta definitiva. 

Es como un California, pero con una cocina más grande, camas más grandes y, sobre todo, una cosa que le falta al modelo convencional, basado en la Transporter: ¡un baño completo, con ducha! Además, hay espacio para cuatro personas.

Una de las principales ventajas de un vehículo que llega directamente así de la fábrica es que, a menudo, está mejor pensado y cuenta con un tren de rodaje acorde al peso adicional. Está disponible en versión 600, de 6,0 metros de largo, o 680, de 6,80 metros. 

Para mover sus 2,0 toneladas, cuenta con un motor 2.0 TDI, turbodiésel, de 177 CV, y está disponible con tracción total 4MOTION (en opción). ¿Su precio? En España, desde 70.775 euros para el Grand California 600, y a partir de 72.985 euros para la variante 680.