Sin duda, Koenigsegg no se guardó nada. Presentó no una, sino dos grandes novedades. En primer lugar, el Jesko Absolut, una versión más extrema del hiperdeportivo mostrado hace un año. De hecho, el objetivo de esta evolución es seguir los pasos del récord de velocidad. 

Este Jesko Absolut está diseñado para ir tras el Bugatti Chiron Super Sport 300+, que ostenta actualmente el récord de velocidad máxima. ¿Su objetivo? Tratar de alcanzar los 500 km/h...

Koenigsegg Jesko Absolut: el coche más rápido que hará jamás la marca