La medalla de oro en esta lista es para otro modelo de la pequeña marca sueca. Se suponía que el Koenigsegg Gemera iba a debutar en el salón de Ginebra que, como sabemos, fue cancelado debido al coronavirus.

Lo más probable es que este hiperdeportivo hubiera robado el protagonismo a muchos otros coches deportivos por su configuración (es un 2+2) y su increíble tren de potencia. Cuenta con un motor de gasolina, biturbo, de tres cilindros y 2,0 litros que, junto con tres motores eléctricos -uno para cada rueda trasera y otro en el eje delantero- genera una potencia total de 1.700 CV, y 3.500 Nm de par. ¿Las prestaciones? Obviamente increíbles, con un 0-100 km/h en solo 1,9 segundos.