Probablemente, Italia será el último país donde desaparezcan los urbanos. Coches como el Fiat Panda (que celebra su 40 cumpleaños este año) simplemente pertenecen al país transalpino.

Con el fin de reducir las emisiones de CO2, la marca de Turín comercializa un Panda de 70 CV con hibridación ligera, que consume 4,1 litros cada 100 kilómetros, significativamente menos que el antiguo motor de 1,2 litros y 69 CV. Además, hay una versión con tracción a las cuatro ruedas.