Al igual que muchos modelos innovadores y experimentales de diferentes fabricantes, el Peugeot RCZ, con una línea exterior impresionante, gracias a un techo de 'burbuja' inspirado en Zagato, fue fabricado en Graz, en la factoría de Magna Steyr.

Y al igual que otros 'globos sonda' de los fabricantes de automóviles, este deportivo, construido sobre la plataforma del 308, sufrió el mismo trágico destino. El vehículo resultó ser demasiado caro y, por lo tanto, no contó con el beneplácito de las altas instancias del Grupo PSA. Durante cinco años, se produjeron alrededor de 68.000 RCZ.