A pesar de portar el estandarte tecnológico de la marca, el Volkswagen Phaeton, que se estrenó en 2002, también corrió una suerte idéntica a la de los modelos de este listado. Esta berlina fue concebida como el automóvil más lujoso de Volkswagen. No obstante, incluso teniendo en cuenta la demanda de los mercados orientales, la producción de este vehículo nunca se acercó a su capacidad máxima prevista de 20.000 unidades al año.

Como promedio, cada 12 meses se fabricaron unos 6.000 Phaeton; en sus casi 15 años de vida, se ensamblaron un total de 84.253 unidades. Un tiempo relativamente largo, para un proyecto aparentemente poco rentable. Tanto es así que los rumores sobre un posible sucesor permanecen, aunque todavía no se han llegado a materializar.