Quizá muchos no estén convencidos todavía sobre el potencial del Hyundai i30 N, uno de los últimos compactos deportivos en llegar al segmento, pero lo cierto es que Albert Biermann, el antiguo jefe de BMW M, ha conseguido un compacto muy capaz.

El i30 N resulta relativamente discreto, y está disponible tanto con 250 CV (desde 29.200 euros) como en versión de 275 CV, en ambos casos con un motor 2.0 T-GDi; es decir, un cuatro cilindros turbo de gasolina. En todo caso, se ofrece también con carrocería Fastback, todavía más atractiva e interesante.

Cabe apuntar que también hay una edición especial llamada Project C, aún más ligera y capaz en circuito, aunque idéntica a nivel de motorización y, además, mucho más cara.