El heredero del legendario y victorioso Bugatti Type 35 no tiene una trayectoria deportiva tan gloriosa, pero eso no impide que se subastase en 2016 por 3,7 millones de euros. Por supuesto, no es un Type 51 cualquiera, pues corrió cuatro veces el Gran Premio de Mónaco y lo pilotaron Piero Taruffi, Tazio Nuvolari y su propietario, Lord Earl Howe.

Esta pieza de la historia (chasis 51121) cuenta con un impresionante motor de 2,2 litros y ocho cilindros en línea, con doble árbol de levas en cabeza, compresor volumétrico y 180 CV.