El conductor puede escoger entre muchos programas de conducción. Por un lado, tenemos los modos Normal y Eco. Este último, rebaja las prestaciones y el empuje del sistema motriz. 

Por otro, disponemos de las configuraciones SNOW y LOCK, que mejoran la motricidad del todocamino, y SPORT, con la que florecen las máximas prestaciones del conjunto.

Por último, se encuentran los programas EV ('fuerzas' al coche en ir en modo 100% eléctrico), Save (mantiene la carga de la batería) y Charge (incrementa la carga). 

Aunque, al principio, puede ser algo complicado de gestionar, posteriormente tendrás la habilidad de conjuntarlos en función de tus necesidades.