Dentro de los componentes específicos, uno destaca sobremanera. Se trata del sistema de escape Akrapovic, con cuatro salidas, agrupadas por parejas, que solo disfrutarán 50 ejemplares. 

Huelga decir que suenan de maravilla (de forma grave), cuando exprimimos la mecánica turboalimentada de gasolina 2.0 TSI de 300 CV y 400 Nm, pero es que, además, reducen en casi siete kilos el peso del conjunto.

El Limited Edition también se distingue por el color Gris Graphene, que viene acompañado por elementos en fibra de carbono, como el spoiler trasero y las cubiertas de los espejos retrovisores, así como por distintas inserciones en tono Copper (cobre).