El coupé deportivo desarrollado entre Toyota y Subaru, conocido popularmente por apodos como 'Toyobaru', es también uno de los deportivos más divertidos, que demuestra que no hacen falta enormes cifras de potencia para disfrutar al volante. Ambos están en la lista, pero empezamos con este Toyota GT86.

Aunque muchos echaron en falta un turbo, para que su motor bóxer de cuatro cilindros, 2,0 litros y 200 CV fuera algo más enérgico, lo cierto es que es un bloque muy gratificante, que premia al conductor que lleva la aguja en la zona alta del cuentavueltas. Además, el cambio de serie es manual de seis relaciones. ¿El precio? Desde 34.490 euros.